• REGÍSTRESE


Category Archives: PREVENCIÓN DEL USO DEL TABACO

Estimados residentes de Oregon, tenemos razones para festejar.

En primer lugar, celebramos un aniversario: se cumplen 20 años desde que los votantes de Oregon aprobaron la Medida 44, que elevó el precio del tabaco y dispuso una parte de los ingresos de su venta para prevenir que los niños y jóvenes empiecen a fumar y para ayudar a los fumadores a dejar de fumar.

En segundo lugar, celebramos nuestros logros de las dos últimas décadas:

  • Las tasas de adolescentes fumadores se han reducido drásticamente.
    La gobernadora Kate Brown y Karen Girard celebran 20 años de prevención del consumo de tabaco en Oregon

    La gobernadora Kate Brown y Karen Girard celebran 20 años de prevención del consumo de tabaco en Oregon

  • Los consumidores de tabaco que desean dejar de fumar (casi dos de cada tres personas así lo desean) siguen contando con la ayuda y los recursos que necesitan para lograrlo.
  • Los residentes de Oregon están comprando la mitad de los cigarrillos que solían comprar entonces.
  • Ley de aire puro en lugares cerrados de Oregon (Indoor Clean Air Act, ICAA) que se amplió en 2009, ha hecho que el aire sea más limpio en casi todos los lugares de trabajo y espacios públicos en Oregon, desde las escuelas públicas hasta los hospitales, desde los parques hasta los restaurantes y bares.

 

Personal de Promoción de la Salud y Prevención de Enfermedades Crónicas de la Autoridad de Salud de Oregon (Oregon Health Authority) muestran un cronograma de los 20 años de prevención del consumo del tabaco en Oregon

Esta primavera, la gobernadora Kate Brown viajó a varias ciudades de Oregon para celebrar con las comunidades, los ciudadanos y los estudiantes que se esfuerzan constantemente para proteger a los niños de los peligros del tabaco y salvar vidas.

Al reconocer al Consejo Asesor Juvenil (Youth Advisory Council) de Cottage Grove en una celebración pública, Brown afirmó que “saber que la próxima generación de Oregon está tan comprometida y que apoya con vehemencia estas importantes iniciativas de salud pública me da la confianza de que este gran trabajo seguirá estableciendo nuevas metas y reescribirá la historia del tabaco en Oregon”.

Sin embargo, un hecho lamentable ensombrece estos logros: el tabaco sigue cobrando vidas. Aún es la causa número uno de enfermedades y muertes prevenibles en nuestro estado. Cada año mueren más de 7,000 padres, madres, hijos e hijas en Oregon por causas relacionadas con el tabaco. Hace unos cuantos años, en ese número quedó incluido Bob Main, oriundo de Bend, quien tenía 69 años de edad.

Karen Girard con su padre, Bob Main

Mi padre.

Mi padre era maestro de escuela preparatoria; era un hombre a quien le gustaban las actividades al aire libre y dedicó 22 años a la administración de recursos públicos para el abastecimiento de agua en el área del centro de Oregon. Fumó cigarrillos desde los 15 años hasta alrededor de los 40 años de edad. Después hizo lo que debía hacer: dejar de fumar.

Treinta años después, cuando casi tenía 70 años, le diagnosticaron cáncer de pulmón, una enfermedad común entre los consumidores de tabaco. Ni los 30 años que estuvo sin fumar fueron suficientes para deshacer el daño que causó el tabaco.

Mucho antes de que mi padre se enfermara, yo ya había decidido que quería trabajar en la salud pública. Sin embargo, el movimiento estatal en Oregon para reducir los estragos del tabaco, tanto en los residentes de Oregon que mueren por fumar como en la gente que amaba a estas personas y aún las extraña, es también una lucha personal.

¿Qué necesitamos para ganar esta batalla? Principalmente, debemos seguir trabajando para proteger a los jóvenes y a las futuras generaciones por medio de lo siguiente:

  • Aumentar el precio del tabaco. Cuando el precio aumenta, menos jóvenes lo consumen.
  • Restringir la venta de productos de tabaco saborizado y otras tácticas de comercialización dirigidas a los jóvenes en las tiendas minoristas. Estos sabores disfrazan el penetrante sabor del tabaco, lo que facilita el consumo y la adicción.
  • Proteger la Ley del Aire Limpio en Interiores de Oregon (Indoor Clean Air Act, ICAA). Defender el acceso al aire limpio en interiores significa decir no a las nuevas exenciones a esta ley, la cual es una de las más fuertes en el país.

Hace dos décadas, con la Medida 44, los residentes de Oregon se comprometieron a hacer un esfuerzo constante para abordar la tremenda amenaza que el tabaco implica para la salud de nuestra gente y de nuestro estado. Los éxitos que hemos obtenido hasta hoy deben inspirarnos para reducir aún más el devastador impacto del tabaco. También deben motivarnos para abordar las amenazas similares a nuestra salud colectiva, como la amplia disponibilidad de bebidas azucaradas baratas, lo cual es un factor clave que contribuye a desarrollar enfermedades crónicas, como la obesidad, las cardiopatías y la diabetes, que afectan a cientos de miles de oregonianos cada año.

Dediquemos un momento para celebrar y, después, sigamos trabajando.

¿Siente curiosidad por algún tema relacionado con las enfermedades crónicas y le gustaría que lo cubriéramos aquí? ¿Le interesa ser un escritor invitado? Participe en la conversación al dejar un comentario. 

El tabaco con sabor a dulce es un truco, no un premio –
y está a la venta en su vecindario

Todos los días, las compañías tabacaleras promocionan sus productos adictivos a los niños y jóvenes de Oregón, haciéndolos parecer dulces por su aspecto, su olor y su sabor. Las compañías tabacaleras son tan expertas en este engaño dirigido, que muchos adultos ni siquiera se dan cuenta.

Para todos nosotros que nos preocupamos por Oregón y por la forma en que nuestras comunidades benefician, o perjudican, nuestra salud, es hora de prestar más atención.

Candy-Jars-IMG_2081_Cropped

  • Actualmente, una amplia gama de productos de tabaco de fácil acceso para niños y jóvenes están empacados y saborizados para que casi no se puedan distinguir de los dulces.
  • Estos pequeños cigarros, cigarrillos y tabaco hookah (para pipas de agua) saborizados vienen disfrazados en envoltorios y latas brillantes y de colores llamativos.
  • Están endulzados con las mismas sustancias químicas que se usan para saborizar productos populares para niños como LifeSavers™ y Kool-Aid™.
  • A pesar de los nombres frutales y atrayentes para los niños como uva, chocolate, “vainilla alegre” y “batido de cerezas”, estos productos contienen nicotina y son tan adictivos y peligrosos como los cigarrillos.

Las compañías tabacaleras dicen que agregan sabores dulces y frutales al tabaco porque a los adultos también les gustan las cosas dulces. Sin embargo, las nuevas cifras indican que el uso del tabaco saborizado es mucho más probable entre los niños que entre los adultos de Oregón.

En contraposición, alrededor del 15 por ciento de los adultos que usan tabaco en Oregón consumen productos de tabaco saborizado, según la encuesta más reciente del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo del Comportamiento. Entre los usuarios de tabaco jóvenes, más de la mitad (60%) de los niños que asisten al 8vo grado y más de dos tercios (68%) de los niños del 11vo grado usaban tabaco saborizado, según la encuesta Jóvenes Saludables de Oregón 2015.

Claramente, el marketing que las compañías tabacaleras dirigen a los jóvenes está funcionando. Sus tácticas se ven en gasolineras, mini mercados y otros negocios minoristas donde se vende la mayor parte del tabaco en Oregón. Los jóvenes visitan estas tiendas con frecuencia: Más de la mitad de los alumnos de 8vo grado (58%) y de 11vo grado (57%) en Oregón hacen compras en mini mercados por lo menos una vez a la semana.

Durante los últimos años, los trabajadores de salud pública y los miembros de la comunidad de todos los condados de Oregón coordinaron visitas a las tiendas que venden tabaco y documentaron que casi todas, nueve de cada diez, venden productos de tabaco saborizados (cuando se incluyen los cigarrillos mentolados, el porcentaje asciende al 98 por ciento).

 OHA-Prev_Kills_ClearChan_12_3x49_1

Las compañías tabacaleras afirman que estos productos de tabaco saborizados, como los cigarrillos con sabor a algodón de azúcar, no están destinados a los niños, quienes no los pueden comprar legalmente. Sin embargo, los datos muestran claramente que la mayoría de los niños que consumen productos de tabaco están usando productos de tabaco saborizados. Como los sabores dulces y frutales atraen a los niños, y enmascaran el sabor fuerte del tabaco, hacen más fácil que los menores experimenten con el tabaco, y más fácil que se vuelvan adictos.

En el caso de los productos de tabaco con sabor a mentol, ese sabor mentolado también tiene un efecto reconfortante en los pulmones, ya que reduce la irritación y el malestar asociados con fumar, similar a la forma en que una pastilla para la tos mentolada alivia el dolor de garganta y la garganta rasposa.

Una tienda minorista de Oregón vende pequeños cigarros saborizados junto a los dulces.

Una tienda minorista de Oregón vende pequeños cigarros saborizados junto a los dulces.

Una tienda minorista de Oregón vende pequeños cigarros saborizados junto a los dulces.

Afortunadamente, cada vez son más los niños de Oregón que no se dejan engañar por las tácticas con sabor a dulces de las compañías tabacaleras. Los alumnos del Club de Medios de Salud de la Escuela Secundaria de Hood River y los Rebeldes de la Escuela Secundaria de Madison, en Portland, están educando a sus hermanos y pares sobre la forma en que las compañías tabacaleras dirigen su marketing a los jóvenes, y sobre los peligros del tabaco. Para el resto de nosotros, estos adolescentes son un ejemplo fortalecedor de la forma de resistir la influencia y los efectos dañinos de las compañías tabacaleras sobre todos los residentes de Oregón.

Podemos unirnos a ellos observando lo que se vende en nuestras comunidades, platicando con los jóvenes que conocemos sobre lo que descubrimos, y compartiendo fotos en los medios sociales con #whatsforsale.

Podemos conectarnos con los coordinadores del Programa de Oregón de Prevención y Educación sobre el Tabaco (TPEP, por sus siglas en inglés) de nuestros condados y tribus para conocer a otras personas que se preocupan por estos temas y están trabajando para que nuestras comunidades sean más saludables.

Podemos ayudar a los residentes jóvenes de Oregón a evitar una vida de adicción y construir un estado más saludable, negándonos a tragarnos el cuento de los trucos dulces de las compañías tabacaleras.

 

¿Tiene curiosidad sobre temas relacionados con enfermedades crónicas que le gustaría que tratáramos aquí? ¿Está interesado en escribir un blog como invitado? Mantenga viva la conversación dejando un comentario abajo.

 

La nueva ley de cigarrillos electrónicos de Oregon: más aire puro, menos acceso a la nicotina para la juventud

La gobernadora de Oregon, Kate Brown, firmó hace poco una nueva ley que establece que los sistemas de suministro por inhalación, incluyendo los cigarrillos electrónicos, ya no se pueden usar en ningún área cerrada donde ya esté prohibido fumar conforme a la Ley de aire puro en lugares cerrados de Oregon (Indoor Clean Air Act, ICAA), a partir del 1 de enero de 2016.

La nueva ley también ayuda a mantener la nicotina fuera del alcance de los niños y jóvenes al no permitir la venta de sistemas de suministro por inhalación a menores, un paso importante en un momento cuando el consumo de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes está subiendo en forma dramática en Oregon y en todo el país.

El uso de cigarrillos electrónicos imita el consumo de cigarrillos tradicionales y los cigarrillos electrónicos también contienen el mismo ingrediente adictivo, la nicotina. En lugar de fumar tabaco que se quema, los consumidores de cigarrillos electrónicos inhalan un aerosol que consiste en nicotina, saborizantes y otras sustancias químicas. Cuando los consumidores inhalan de la boquilla de un cigarrillo electrónico, un dispositivo a batería calienta una solución líquida (líquido electrónico o jugo electrónico) y la convierte en aerosol. (Vea la imagen a continuación).

Quizás le sorprenda saber cuántos adolescentes consumen cigarrillos electrónicos en comparación con hace solo unos años. Oregon vio un aumento del 150 por ciento en el consumo de cigarrillos electrónicos entre los adolescentes de preparatoria de 2011 a 2013. A nivel nacional, el consumo de cigarrillos electrónicos entre estudiantes de preparatoria se triplicó de 2013 a 2014—de 4.5% a 13.4%, según un informe reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) de los EE. UU. Esperamos ver un incremento similar en Oregon cuando se den a conocer las nuevas cifras este otoño.

Estas tasas en aumento son preocupantes porque, aunque los riesgos que conllevan los cigarrillos electrónicos todavía se están estudiando y no se comprenden totalmente, sabemos que el hecho de que no saquen humo no significa que no causen daño a la salud. Las pruebas preliminares que se hicieron sobre los cigarrillos electrónicos identificaron en el aerosol o vapor de los cigarrillos electrónicos sustancias químicas que se sabe que causan cáncer y defectos congénitos tanto en fumadores activos como pasivos; dichas sustancias incluyen los cancerígenos formaldehído y acetaldehído.

También sabemos que los cigarrillos electrónicos sirven cada vez más como productos de entrada a otros productos de tabaco para los niños y adolescentes y, potencialmente, a una dependencia a la nicotina de por vida. Una encuesta nacional encontró que los jóvenes que habían probado cigarrillos electrónicos eran dos veces más propensos a decir que probarían un cigarrillo convencional.

En Oregon, nuestra encuesta “Adolescentes saludables de Oregon” (Oregon Healthy Teens Survey) reveló que uno de cada cinco alumnos de 11vo grado y uno de cada tres alumnos de 8vo grado que actualmente consumen cigarrillos electrónicos nunca han probado cigarrillos convencionales y, por lo tanto, su primer contacto con la nicotina se produce a través de los cigarrillos electrónicos.

No permitir la venta de cigarrillos electrónicos a los niños y adolescentes es un paso importante para reducir el acceso de los jóvenes, pero solo es el primer paso. Los productos de tabaco y los cigarrillos electrónicos siguen tratando de llegar a los jóvenes, a pesar de las leyes que prohíben su venta a menores. Los productos de tabaco y los cigarrillos electrónicos son atractivos para los jóvenes por sus estrategias de precios que bajan el costo; la mercadotecnia dirigida, y los sabores a fruta y dulces, como uva, cereza (“cherry crush”) y chocolate, que les gustan a los niños.

La nueva ley de Oregon, además de proteger a los niños y adolescentes, beneficia a todos los residentes de Oregon al abordar preocupaciones sobre los contenidos del aerosol de los cigarrillos electrónicos. A pesar de que los fabricantes alegan que sus productos son seguros, hay evidencia de que los aerosoles producidos por los cigarrillos electrónicos contienen cancerígenos y otras sustancias químicas tóxicas.

Al expandir la Ley lugar de trabajo sin humo (Smokefree Workplace Law) de Oregon para abarcar a los cigarrillos electrónicos y otros sistemas de suministro por inhalación, la ley protege nuestro derecho a respirar aire puro sin estas toxinas potenciales. Oregon ahora es uno de los ocho estados en el país que incluye los cigarrillos electrónicos en su Ley lugar de trabajo sin humo.

Como residente de Oregon, espero que esté tan orgulloso como yo de que nuestra Legislatura haya dado este paso para preservar nuestro aire puro y ayudar a prevenir que nuestra juventud se vuelva adicta a la nicotina y a los productos de tabaco.

¿Siente curiosidad por algún tema relacionado con las enfermedades crónicas y le gustaría que lo cubriéramos aquí? ¿Le interesa ser un escritor invitado? Participe en la conversación al dejar un comentario.