• REGÍSTRESE


Monthly Archives: July, 2017

Estimados residentes de Oregon, tenemos razones para festejar.

En primer lugar, celebramos un aniversario: se cumplen 20 años desde que los votantes de Oregon aprobaron la Medida 44, que elevó el precio del tabaco y dispuso una parte de los ingresos de su venta para prevenir que los niños y jóvenes empiecen a fumar y para ayudar a los fumadores a dejar de fumar.

En segundo lugar, celebramos nuestros logros de las dos últimas décadas:

  • Las tasas de adolescentes fumadores se han reducido drásticamente.
    La gobernadora Kate Brown y Karen Girard celebran 20 años de prevención del consumo de tabaco en Oregon

    La gobernadora Kate Brown y Karen Girard celebran 20 años de prevención del consumo de tabaco en Oregon

  • Los consumidores de tabaco que desean dejar de fumar (casi dos de cada tres personas así lo desean) siguen contando con la ayuda y los recursos que necesitan para lograrlo.
  • Los residentes de Oregon están comprando la mitad de los cigarrillos que solían comprar entonces.
  • Ley de aire puro en lugares cerrados de Oregon (Indoor Clean Air Act, ICAA) que se amplió en 2009, ha hecho que el aire sea más limpio en casi todos los lugares de trabajo y espacios públicos en Oregon, desde las escuelas públicas hasta los hospitales, desde los parques hasta los restaurantes y bares.

 

Personal de Promoción de la Salud y Prevención de Enfermedades Crónicas de la Autoridad de Salud de Oregon (Oregon Health Authority) muestran un cronograma de los 20 años de prevención del consumo del tabaco en Oregon

Esta primavera, la gobernadora Kate Brown viajó a varias ciudades de Oregon para celebrar con las comunidades, los ciudadanos y los estudiantes que se esfuerzan constantemente para proteger a los niños de los peligros del tabaco y salvar vidas.

Al reconocer al Consejo Asesor Juvenil (Youth Advisory Council) de Cottage Grove en una celebración pública, Brown afirmó que “saber que la próxima generación de Oregon está tan comprometida y que apoya con vehemencia estas importantes iniciativas de salud pública me da la confianza de que este gran trabajo seguirá estableciendo nuevas metas y reescribirá la historia del tabaco en Oregon”.

Sin embargo, un hecho lamentable ensombrece estos logros: el tabaco sigue cobrando vidas. Aún es la causa número uno de enfermedades y muertes prevenibles en nuestro estado. Cada año mueren más de 7,000 padres, madres, hijos e hijas en Oregon por causas relacionadas con el tabaco. Hace unos cuantos años, en ese número quedó incluido Bob Main, oriundo de Bend, quien tenía 69 años de edad.

Karen Girard con su padre, Bob Main

Mi padre.

Mi padre era maestro de escuela preparatoria; era un hombre a quien le gustaban las actividades al aire libre y dedicó 22 años a la administración de recursos públicos para el abastecimiento de agua en el área del centro de Oregon. Fumó cigarrillos desde los 15 años hasta alrededor de los 40 años de edad. Después hizo lo que debía hacer: dejar de fumar.

Treinta años después, cuando casi tenía 70 años, le diagnosticaron cáncer de pulmón, una enfermedad común entre los consumidores de tabaco. Ni los 30 años que estuvo sin fumar fueron suficientes para deshacer el daño que causó el tabaco.

Mucho antes de que mi padre se enfermara, yo ya había decidido que quería trabajar en la salud pública. Sin embargo, el movimiento estatal en Oregon para reducir los estragos del tabaco, tanto en los residentes de Oregon que mueren por fumar como en la gente que amaba a estas personas y aún las extraña, es también una lucha personal.

¿Qué necesitamos para ganar esta batalla? Principalmente, debemos seguir trabajando para proteger a los jóvenes y a las futuras generaciones por medio de lo siguiente:

  • Aumentar el precio del tabaco. Cuando el precio aumenta, menos jóvenes lo consumen.
  • Restringir la venta de productos de tabaco saborizado y otras tácticas de comercialización dirigidas a los jóvenes en las tiendas minoristas. Estos sabores disfrazan el penetrante sabor del tabaco, lo que facilita el consumo y la adicción.
  • Proteger la Ley del Aire Limpio en Interiores de Oregon (Indoor Clean Air Act, ICAA). Defender el acceso al aire limpio en interiores significa decir no a las nuevas exenciones a esta ley, la cual es una de las más fuertes en el país.

Hace dos décadas, con la Medida 44, los residentes de Oregon se comprometieron a hacer un esfuerzo constante para abordar la tremenda amenaza que el tabaco implica para la salud de nuestra gente y de nuestro estado. Los éxitos que hemos obtenido hasta hoy deben inspirarnos para reducir aún más el devastador impacto del tabaco. También deben motivarnos para abordar las amenazas similares a nuestra salud colectiva, como la amplia disponibilidad de bebidas azucaradas baratas, lo cual es un factor clave que contribuye a desarrollar enfermedades crónicas, como la obesidad, las cardiopatías y la diabetes, que afectan a cientos de miles de oregonianos cada año.

Dediquemos un momento para celebrar y, después, sigamos trabajando.

¿Siente curiosidad por algún tema relacionado con las enfermedades crónicas y le gustaría que lo cubriéramos aquí? ¿Le interesa ser un escritor invitado? Participe en la conversación al dejar un comentario.