• REGÍSTRESE


Monthly Archives: September, 2015

Prevenir y aliviar el dolor causado por la artritis: ¿realmente es tan fácil como salir a pasear?

Una de las formas más efectivas de prevenir la artritis y aliviar el dolor causado por esta enfermedad es muy fácil y no cuesta ni un centavo. Subir la frecuencia cardíaca y mantenerla alta, 30 minutos al día, cinco días a la semana, es un método comprobado para reducir el riesgo de artritis y aliviar el dolor, la rigidez y la fatiga asociados con esta enfermedad.

Eso da un total de hasta 2.5 horas a la semana de actividad física moderada, el tipo de actividad que puede realizar con una caminata a paso veloz por su vecindario o trabajando en su jardín. Una receta tan fácil sin duda es una buena noticia para todos los residentes de Oregon, en especial para los más de 827,000 que recibieron un diagnóstico médico de artritis.

Desafortunadamente, muchos de nosotros enfrentamos obstáculos reales que nos impiden hacer esta cantidad moderada de actividad preventiva y que alivia el dolor. Esto pasa en especial en las comunidades más afectadas por la artritis. El treinta y seis por ciento de los indígenas estadounidenses y nativos de Alaska en Oregon viven con la enfermedad, en comparación con el 27 por ciento de los blancos.

La actividad física solía ser parte de nuestra vida diaria. Ahora, conducimos automóviles en lugar de caminar. Casi 1 de cada 2 adultos empleados en Oregon (46%) pasan la mayor parte de sus jornadas laborales sentados, según encuestas de salud anuales a residentes del estado. En casa, las tecnologías ahorran tiempo y preocupaciones, pero también nos permiten sentarnos más y movernos menos.

Uno de esos obstáculos nos afecta a todos, tengamos o no artritis: simplemente no nos movemos tanto como antes.

También hay otros obstáculos para los residentes de Oregon en comunidades donde los entornos físicos, o las circunstancias de vida individuales, hacen que sea difícil moverse lo suficiente cada día:

  • No tener un lugar seguro para caminar y jugar afuera de su casa es un obstáculo para la actividad física.
  • Tener varios trabajos para poder llegar a fin de mes deja poco tiempo libre para hacer actividad física.

Y por supuesto, el dolor que causa la artritis en sí puede ser un obstáculo para hacer actividad física. Cuesta moverse cuando uno está adolorido.

Expandir las oportunidades para que los residentes de Oregon superen estos obstáculos para la actividad física y, en definitiva, para la salud, es una parte importante de nuestro trabajo en la Autoridad Sanitaria de Oregon (Oregon Health Authority, OHA), específicamente en la sección Promoción de la salud y prevención de enfermedades crónicas (Health Promotion and Chronic Disease Prevention) . Este trabajo incluye la campaña  “Actividad física: El analgésico para la artritis”, un esfuerzo conjunto de la OHA y sus socios comunitarios, el Servicio de Extensión de la Universidad Estatal de Oregon (Oregon State University Extension Service) y el Colegio Comunitario de Portland (Portland Community College).

La campaña en curso, financiada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) de los EE. UU., apoya las clases  “Walk with Ease”  (Caminar con facilidad) en los condados y tribus de Oregon. Este programa de la Arthritis Foundation basado en investigaciones ayuda a la gente a prevenir y manejar su artritis a través de la actividad física regular. Además, los programas “Vivir bien con enfermedades crónicas” (Living Well with Chronic Conditions) y “Mejorar la aptitud física” (EnhanceFitness) de Oregon también son beneficiosos para las personas con artritis y otras enfermedades crónicas.

Cabe destacar que tales esfuerzos para que todos en Oregon puedan gozar de buena salud van mucho más allá de la OHA. Individuos, grupos comunitarios y organizaciones en todo el estado trabajan para hacer que nuestros vecindarios sean más transitables para los peatones; para que haya más modalidades de transporte activas; y para ayudar a los empleadores a crear lugares de trabajo más saludables, entre muchas otras iniciativas. Este trabajo es fundamental porque hacer suficiente actividad física ofrece muchos beneficios además de prevenir la artritis y aliviar el dolor causado por esta enfermedad.

Dicho esto, hablar de hacer actividad física me dejó inquieta.

Junto con una alimentación saludable y no fumar, hacer actividad física con regularidad puede ayudar a prevenir una variedad de enfermedades crónicas, como la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardíacas, que afectan a más de 1,7 millones de adultos en Oregon.

Cuando hacemos que sea más fácil para más residentes de Oregon hacer la actividad física que  quieren y necesitan para prevenir o manejar estas enfermedades, mejoramos las vidas de nuestros familiares y amigos, reducimos los costos de salud y creamos un estado más fuerte y saludable para todos.

¿Quién se apunta para salir a caminar?

Para encontrar un programa en su área, puede llamar al 1-888-576-7414, la línea de ayuda de Oregon para el manejo personal de la salud (Oregon Self-Management Help Line), o visitar http://public.health.oregon.gov/PreventionWellness/SelfManagement/Pages/index.aspx