• REGÍSTRESE


CUANDO SE TRATA DE DEJAR EL TABACO, INTENTARLO CUENTA

Si tomó una resolución de Año Nuevo a principio del mes y todavía se atiene a ella, lo felicitamos. Si está tratando de dejar el tabaco, pero todavía no lo ha logrado, también lo felicitamos.

El punto es que muchas personas trataron de dejar el tabaco varias veces antes de lograrlo, pero finalmente lo lograron. En este contexto, tratar de dejar el tabaco y fracasar no es un fracaso en absoluto. Es un paso necesario en el camino hacia dejar una adicción mortal para siempre.

Con el comienzo de un nuevo año, la Autoridad de Salud de Oregon destaca una vez más la importancia de tratar de dejar el tabaco. En anuncios televisivos y materiales para clínicas, nos dirigimos directamente a los residentes de Oregon que usan tabaco y a sus doctores, enfermeros, consejeros de salud mental, así como a otros profesionales médicos. Nuestra campaña invita a los proveedores a hacer un mayor esfuerzo para ofrecer apoyo y medicamentos que pueden duplicar las posibilidades de una persona de dejar el tabaco para siempre.

No hace falta ser un proveedor médico para sumarse a esta iniciativa. Todos tenemos el poder de ayudar a alguien a superar la adicción al tabaco. Casi todos nosotros tenemos un pariente, amigo, vecino o compañero de trabajo que ha tratado de dejar el tabaco. ¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros este año -este mes- para ayudarlos a tener éxito? Tomemos la determinación de asegurarnos de que nuestros seres queridos y todos los residentes de Oregon reciban el apoyo que necesitan y merecen para vivir sin tabaco.

Nuestra campaña también apoya a las Organizaciones de Atención Coordinada (Coordínate Care Organizations, CCO) de Oregon, que deben cumplir con objetivos anuales de tasas de reducción del consumo de tabaco en las comunidades donde prestan servicios. Las CCO tienen una audiencia dispuesta a dejar el tabaco: Año tras año, los datos de las encuestas revelan que la mayoría de las personas en Oregon que consumen tabaco -más de tres de cada cuatro personas- desean dejar de consumirlo.

No consumo tabaco, pero tengo amigos y parientes que me contaron que dejar el tabaco fue lo más difícil que hicieron en la vida. De hecho, la mitad de todos los intentos de dejar de consumir tabaco fracasan la primera semana.

Sin embargo, esos fracasos no son fracasos morales. Las personas no fracasan por falta de voluntad o deseo de cambiar. La nicotina, que el tabaco contiene por naturaleza, es una droga sumamente adictiva. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), las investigaciones sugieren que la nicotina puede ser tan adictiva como la heroína, la cocaína o el alcohol.

Para colmo, la industria tabacalera, a propósito, hace que dejar el tabaco y no recaer en la adicción sea muy difícil. Después de que se prohibió la publicidad del tabaco en la televisión y en vallas publicitarias, las empresas tabacaleras sencillamente trasladaron sus multimillonarios presupuestos de mercadotecnia a las gasolineras o estaciones de servicio, los supermercados y los colmados donde se vende la mayoría del tabaco. Cada año, la industria tabacalera gasta $115 millones tan solo en Oregon para promocionar sus productos en nuestras comunidades, principalmente en publicidades en tiendas, escaparates, cupones y otras promociones diseñadas para despertar las ansias de nicotina en las personas que están tratando de dejar el tabaco y captar a nuevos fumadores -niños y adolescentes- y hacerlos adictos a un producto mortal.

Afortunadamente, existen recursos para ayudar a las personas a luchar contra la adicción a la nicotina y las fuerzas de la industria en sus comunidades que se alinean en su contra. Tanto el asesoramiento como los medicamentos, incluidos los parches y otras terapias de remplazo de la nicotina, son efectivos para tratar la dependencia al tabaco. Usarlos juntos es más efectivo que usar solo uno de los dos.

Desafortunadamente, la mayoría de las personas que tratan de dejar el tabaco no usan los tratamientos que las investigaciones han demostrado que funcionan. El propósito de nuestra nueva campaña es cambiar esto. La campaña recomienda que los proveedores de servicios de atención médica hablen con sus pacientes sobre dejar el tabaco y les faciliten obtener ayuda. Las personas necesitan escuchar a sus doctores decirles que deben dejar el tabaco y que pueden lograrlo. Necesitan conocer los recursos disponibles para ayudarlos a tener éxito.

Hace poco tiempo, me encontré con una excompañera de trabajo, que fumó cigarrillos durante casi 40 años, hasta cerca de los 60. Dejó de fumar el año pasado y hace 11 meses que no consume tabaco. Me contó que quiso dejar de fumar mucho antes, pero tenía miedo de fracasar.

Aunque su logro es una victoria, es desgarradora. Al igual que muchos residentes de Oregon, fue esclava del tabaco durante décadas; estuvo atrapada por una adicción a la nicotina, por las maliciosas prácticas de mercadotecnia de la industria tabacalera y por su propio miedo a tratar de dejar de fumar y fracasar.

En 2019, tomemos la resolución de hacer más para ayudar a los residentes de Oregon que están luchando para liberarse de una adicción que mata a casi 8,000 personas por año en nuestro estado. Ellos son los que deben hacer el trabajo más difícil: dejar el tabaco. Pero todos, ya sea médicos, proveedores de servicios de atención médica, parientes, amigos y compañeros de trabajo, podemos hacer más para garantizar que reciban la comprensión, el apoyo y los medicamentos que los ayudarán a dejar el tabaco para siempre.

Si usted o un ser querido está listo para dejar el tabaco, llame al 1-800-QUIT-NOW o visite el sitio web de la . Este programa gratuito ofrece consejos, información y asesoramiento personalizado por teléfono y mensaje de texto para toda persona que desee dejar el tabaco o ayudar a alguien a dejarlo. La está disponible siete días por semana, 24 horas por día, para todos los residentes de Oregon independientemente de sus ingresos o su situación de seguro médico. Los consejeros son personas reales y simpáticas, que no lo juzgarán, y pueden ayudarlo a determinar si es elegible para recibir chicles de nicotina o el parche en forma gratuita. Hay asesoramiento disponible en varios idiomas. Llame al 1-800-QUIT-NOW o visite .

¿Siente curiosidad por un tema relacionado con una enfermedad crónica que quisiera que cubramos aquí? ¿Le interesa escribir un artículo para el blog como invitado(a)? No deje que la conversación se detenga y escriba un comentario a continuación.

Deje una respuesta

No se publicará su dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con un *

Resuelva el problema. *